Reducir el metano es bueno para el clima, la salud y la calidad del Aire

El metano, el ingrediente principal del gas natural, es un problema climático mayor de lo que el mundo anticipa, y reducir sus emisiones será crucial para frenar el calentamiento global, advierte  un nuevo informe de las Naciones Unidas . El gas de efecto invernadero es  muchas veces más poderoso que el dióxido de carbono  para calentar el planeta, y su concentración en la atmósfera está aumentando más rápidamente que en cualquier otro momento desde que se inició el mantenimiento de registros en la década de 1980.

Sin embargo, el metano es mucho más que un problema climático, y aquí es donde el informe se vuelve interesante. A medida que se reducen las emisiones de metano, el mundo obtiene rápidamente varios beneficios, tanto para la salud como para el clima. En la mayoría de los casos, los beneficios de tomar medidas superan con creces el costo; de hecho, muchos de ellos generan ingresos.

El metano es un potente gas de efecto invernadero, pero también es un precursor del ozono superficial, que es un contaminante tóxico del aire. Entonces, reducir el metano mejora la calidad del aire que respiramos al mismo tiempo que reducir el cambio climático, y los resultados son casi inmediatos.

Una gran parte del metano que se libera proviene de  las  tuberías y el almacenamiento de  gas  natural, el bombeo de petróleo y gas y los vertederos, y todos esos son problemas que sabemos cómo solucionar.

La propia industria del petróleo y el gas está dividida en torno al metano. Muchas de las grandes empresas  apoyaron las reglas de emisiones de metano de Estados Unidos  que fueron establecidas por la administración de Obama,  y luego revocadas por la administración de Trump , porque saben que la captura de metano se paga sola. No es una carga económica onerosa para ellos y apoyarla puede mejorar la imagen de la industria. Sin embargo, para los pequeños operadores, los costos iniciales de los equipos y la necesidad de contratar mano de obra para inspeccionar las tuberías pueden ser más difíciles.

Existe un problema similar con los vertederos y los desechos. A medida que la materia orgánica, como los desechos de alimentos, se descompone, libera metano. Muchos vertederos de países desarrollados ya capturan parte de ese gas metano. Pero muchos países en desarrollo no han gestionado los vertederos o incluso la recolección de basura, por lo que es imposible capturar el biogás.

Investigadores del Instituto de Estudios Avanzados de Sostenibilidad(IASS)de Potsdam, Alemania, destacan un nuevo estudio  y la necesidad urgente de actuar.

Según el Acuerdo de Paris, el efecto de los gases de efecto invernadero, incluidos el metano, se expresa en términos de  ‟equivalentes de CO2” una unidad que refleja su efecto de calentamiento en cien años. Los investigadores argumentan en el estudio que este enfoque no representa adecuadamente el impacto climático del metano y descuida sus efectos sobre la salud humana y los ecosistemas.

Ref. Artículo: https://theconversation.com/reducing-methane-is-good-for-climate-health-and-can-pay-for-itself-yet-emissions-are-still-rising- Fast-a-new-un-report-warns-160423

Contacte con Calidad de Aire:
Madrid: (34) ‭910 882 215
Valladolid: (34) ‭983 441 611
Galicia: (34) ‭986 493 377

O en nuestra página de contacto.

Noticias